Daniel Sibrián presentó su renuncia ante el Congreso Nacional

También denunció amenazas por parte de un grupo de diputados y miembros del partido Libre

Tegucigalpa, Honduras

El Fiscal General Adjunto, Daniel Sibrián Bueso, presentó su carta de renuncia ante el Congreso Nacional. Su renuncia, mediante votación, tendría que ser aprobada.

En la carta de Sibrián se puede leer que el funcionario denuncia amenazas que ha recibido por parte de «un grupo de diputados y miembros del partido Libertad y Refundación.

El fiscal recuerda que en cumplimiento de lo establecido por los artículos 233, 320, 321, de la Constitución de la República y 80 de la Ley Orgánica del Congreso Nacional, que establece que «los funcionarios que elige el Congreso Nacional de la República, cuando concluya el período para el que fueron electos y no se hayan designados sus sustitutos permanecerán en funciones en sus cargos hasta que se realice dicha elección».

Y la carta continúa: «No obstante lo anterior, un grupo de diputados del Congreso pertenecientes al partido Libre, desconociendo la literalidad de su propia Ley Orgánica, que ya han reconocido como válida en el Congreso, al menos en 2 ocasiones, para otros altos funcionarios del Estado, como ser quienes integraron las Cortes Supremas de Justicia que vacaban de sus cargos en las elecciones de los años 2016 y 2023 (pues éstos no fueron acusados por permanecer en sus cargos); en esta fecha me han acusado injustamente por razones eminentemente políticas, de incurrir en delito en caso de permanecer en el cargo, como manda la Ley. Y por ende, desconociendo la legalidad que ha amparado a otros altos funcionarios, en similares eventualidades».

“En tal virtud, y de estimar el pleno del Congreso Nacional de la República, que es válida su denuncia e inaplicable la legalidad del artículo 80 de la Ley Orgánica del Congreso Nacional, estaré retirándome por esa sola razón, del cumplimiento de mi deber ciudadano, rogándoles de ser tal el caso, aceptar esta carta de renuncia condicionada, previa votación que deba darse en el pleno de ese hemiciclo, aprobando o improbando la misma”, destaca.

“Finalmente, deseo manifestar que en lo particular las imputaciones efectuadas, son injustas, tendenciosas, y lo más grave, ponen en peligro la seguridad e integridad de mi familia y la propia”.