Honduras extradita a Roy Monge a Costa Rica

Mediante un fuerte dispositivo de seguridad, agentes de la Unidad de Interpol de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), en conjunto con las demás direcciones de la Policía Nacional, trasladaron hacia el aeropuerto Palmerola, al ciudadano Roy Gerardo Monge, quien es solicitado en extradición por la República de Costa Rica.

Las unidades de seguridad salieron a las 1:45 de la tarde, de la Penitenciaría Nacional de Támara, municipio del Distrito Central, hacia el aeropuerto Internacional de Palmerola en Comayagua, donde fue entregado a las autoridades que lo solicitaron.

El traslado se realizó utilizando los vehículos tácticos blindados «Black Mamba Sandcat» bajo la custodia de los elementos de la Dirección Nacional de Fuerzas Especiales (DNFE).

El extraditado es un hombre de 49 años, de oficio técnico en computación, originario de San José, Costa Rica y residente en la colonia San Miguel de Tegucigalpa, municipio del Distrito Central, Francisco Morazán.

La captura de este individuo se llevó a cabo el día 24 de enero del presente año, por agentes de la Unidad Investigativa Contra Delitos Informáticos (UICDI) de la Interpol, en el mismo lugar donde reside.

Este ciudadano cuenta con notificación roja de localización y búsqueda internacional, en fecha 23 de enero del 2023 por la supuesta comisión de los delitos de estafa de mayor cuantía, falsificación de documentos públicos y auténticos, falsedad ideológica y uso falso de documentos, todos cometidos en su país de origen.

Según investigaciones realizadas por los agentes encargados del caso, este sujeto se aprovechaba de su habilidad en el campo de la tecnología para obtener la información confidencial de las tarjetas bancarias de sus víctimas.

Además de utilizar métodos de clonación de tarjetas, este sujeto también se valía de técnicas de phishing (suplantación de identidad) para obtener los datos bancarios de los afectados.

Una vez que tenía acceso a la información, la utilizaba para realizar compras de manera ilegal o transferencias de dinero a sus propias cuentas, de esta manera operaba en diferentes países y utilizaba distintas identidades para cometer sus actos criminales.

Es importante destacar que al ingresar a Honduras, el sujeto utilizó documentos falsos los cuales no correspondían a su verdadera identidad.

Sin embargo, gracias a la labor de la Unidad de Interpol, se logró identificar su verdadera identidad y se constató que existía una notificación roja internacional en su contra solicitada por las autoridades de Costa Rica.

Entre tanto, los agentes de la Unidad de Interpol llevaron a cabo los trámites correspondientes para realizar la extradición del imputado a la República de Costa Rica, donde enfrentará los cargos que se le acusan en su contra.