Estadounidense Gilbert Reyes, “principal sospechoso” de la muerte de tres féminas en Roatán

Tegucigalpa, Honduras.

El estadounidense Gilbert Santiago Reyes es el “principal sospechoso” de la muerte violenta de tres mujeres en la isla de Roatán, en el Caribe del país centroamericano, que fueron halladas el martes en el interior de un vehículo, según informó este miércoles el Ministerio Público de Honduras.

“Como principal sospechoso de la muerte de las tres jovencitas, la DPI (Dirección Policial de Investigaciones) tiene identificado al ciudadano Gilbert Reyes, quien presuntamente tiene antecedentes policiales por homicidio y se maneja la información que habría abandonado el país”, indicó el Ministerio Público en un comunicado.

Las tres mujeres fueron identificadas como Dione Solórzano, Nikendra McCoy y María Antonia Cruz, quienes desaparecieron después de haber salido el domingo en compañía de Gilbert Santiago Reyes, quien el lunes viajó a Estados Unidos, al parecer a California, según versiones extraoficiales que han trascendido desde Roatán.

Reyes había sido pareja sentimental de Dione Solórzano, con quien al parecer tuvo un hijo.

El ministro hondureño de Seguridad, Gustavo Sánchez, dijo hoy que al finalizar las investigaciones técnica, jurídica y científica, se analizará si el caso demanda solicitar la extradición de Reyes.

Agregó que la Policía Nacional conoció de la desaparición de las tres mujeres -el domingo-, cuando Reyes ya había viajado a Estados Unidos, por lo que no fue posible impedir su salida del país.

Los cadáveres de las tres mujeres, en avanzado estado de descomposición, fueron extraídos hasta hoy del interior del vehículo, que fue dejado abandonado en una propiedad privada, en el sector de French Key.

Los cuerpos serán llevados a laboratorios de Medicina Forense en San Pedro Sula, la segunda ciudad más importante de Honduras, en el norte del país.

Según las versiones extraoficiales, las tres mujeres habrían salido acompañadas por Reyes, de la comunidad de Punta Gorda, una región pobre de la paradisíaca isla de Roatán.

La ONU no entiende “qué está pasando”

El crimen ha conmocionado a los habitantes de Roatán, mientras que organizaciones de mujeres y entes defensores de derechos humanos le han exigido a las autoridades que el caso sea investigado y no quede impune, como ocurre con la mayoría de crímenes que se cometen a diario en Honduras.

La representante de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en Honduras, Alice Shackelford, dijo en redes sociales que no logra entender “qué esta pasando” en el país, que desde hace varios años enfrente una violencia criminal, sin que se investigue la mayoría de muertes.

“NO! NO! NO! Terrible! Dionie, Nikendra, María Antonia: otras 3 muertes violentas! No logro entender qué está pasando! Este año inicia terrible y tenemos que asegurar que estos crímenes no sigan impunes y nos donan un empuje para hacer un verdadero cambio! NO a los femicidios!”, expresó Shackelford.

Honduras vive, desde hace más de 20 años, una ola de violencia criminal que, según fuentes oficiales, actualmente deja entre diez y trece homicidios diarios.

El país centroamericano también registra una alta incidencia de crímenes contra mujeres.

Con las tres mujeres halladas muertas hoy, ya suman al menos diez las registradas en lo que va de 2024.

Según el estatal Comisionado Nacional de los Derechos Humanos en Honduras (Conadeh), en 2023 alrededor de 400 mujeres fueron asesinadas y la mayoría de los crímenes están impunes.

Además, un estudio del Conadeh señala que entre 2002 y 2023, más 1.800 mujeres fueron víctimas de la violencia criminal en el país. EFE