Colegio de Biólogos condena la construcción de una cárcel en Islas del Cisne

Tegucigalpa, Honduras.

El Colegio de Biólogos de Honduras (CBH) mostró mediante un comunicado su inconformidad con la construcción de un centro penitenciario de máxima seguridad en la Reserva Marina Islas del Cisne, ubicada a 273 kilómetros de Trujillo, en el Caribe hondureño.

En el comunicado el CBH asegura estar en contra de la propuesta de la presidenta Xiomara Castro de construir la prisión en un lugar que no debería de usarse más que para la conservación, protección y recuperación de los recursos naturales marinos.

La propuesta que está siendo avalada por los titulares de la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) y la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (Serna), José Manuel Zelaya Rosales –sobrino político de la mandataria­–, y Lucky Medina, respectivamente.

Tras su visto bueno, a inicios del mes de enero, el secretario de Defensa, Manuel Zelaya, anunció que ya se había autorizado las compras directas para la construcción del centro penitenciario en la remota isla.

En ese momento, Zelaya dijo que se siguió la Ley de Contratación del Estado y que tendrían previsto iniciar la construcción a partir de febrero.

En consecuencia, el Colegio de Biólogos aseguró que el centro penitenciario amenaza directamente la estabilidad del entorno, los recursos naturales, el desarrollo sostenible y la biodiversidad de Honduras provocando impactos ambientales y socioeconómicos negativos.

«La persistencia del gobierno central en la construcción de un centro penal para privados de libertad de alta peligrosidad en las Islas del Cisne, como parte de las estrategias públicas en el ámbito de la seguridad y defensa nacional, reconocemos que la edificación, instalación y operación de dicho centro penal generarán impactos ambientales y socioeconómicos negativos significativos», cita una parte del pronunciamiento.

La misiva agrega que de acuerdo a «la Ley General del Ambiente y sus reglamentos, con especial énfasis en el Reglamento del Sistema Nacional de Evaluación de Impacto Ambiental (SINEIA) y a la Tabla de Categorización Ambiental (Acuerdo 071-2021), así como en la Ley Forestal, de Áreas Protegidas y Vida Silvestre se establece la obligación de llevar a cabo estudios de impacto ambiental previos con personal académico, técnico y éticamente capacitado con el objetivo de determinar los posibles impactos de riesgo en los territorios involucrados«.

Ante tal situación, la institución aseguró oponerse a la construcción de la cárcel de máxica seguridad impuesta por el oficialismo.

«El Colegio de Biólogos de Honduras (CBH) manifiesta una profunda preocupación ante los avances en el proyecto de construcción de una cárcel de máxima seguridad en el archipiélago de Islas del Cisne. Esta inquietud se fundamenta en la presencia de ecosistemas marino-costeros con características biológicas y ecológicas sumamente especiales en dicha región. Es importante resaltar que, de acuerdo con estudios previos realizados en años anteriores, Islas del Cisne alberga ecosistemas, hábitats y especies raras y valiosas tanto para Honduras como para la región. En este sentido, como gremio, nos oponemos firmemente a la utilización de este espacio para propósitos distintos a la conservación, protección y recuperación de los recursos naturales marinos»,puntualiza el escrito.

PRONUNCIAMIENTO ÍNTEGRO: