AL BORDE LA EXTINCIÓN: EL ALARMANTE PANORAMA DEL CAFÉ EN HONDURAS.

El caficultor hondureño Roberto Salazar ha emitido una advertencia contundente sobre el futuro del sector cafetalero en el país donde se ha presentado una reducción alarmante en la producción de café en los últimos cinco años, de 11.5 millones a solo cinco millones de quintales, Salazar alerta sobre la posibilidad inminente de que esta cifra disminuya aún más drásticamente, alcanzando tan solo dos millones de quintales debido a diversos factores como el precio internacional del café, el impacto del cambio climático y la escasez de mano de obra.

La gravedad de la situación ha llevado a Salazar a instar a las autoridades hondureñas a tomar medidas urgentes para revertir esta tendencia y asegurar la supervivencia del sector cafetalero. Con más de 120 mil productores dedicados a la producción y comercialización del café, y generando aproximadamente un millón de empleos en diversos procesos de la cadena productiva, el colapso del sector no solo tendría un impacto económico devastador, sino que también aumentaría la presión migratoria, con productores abandonando sus fincas en busca de mejores oportunidades en el extranjero.

A pesar de los desafíos enfrentados por los productores, el café sigue siendo una fuente crucial de divisas para Honduras, lo que subraya la urgencia de abordar los problemas estructurales que amenazan su viabilidad a largo plazo. La llamada de Salazar por asistencia gubernamental refleja la necesidad imperiosa de una acción concertada para salvar una industria vital para la economía y la sociedad hondureña.