Un condado en el estado de Arizona bate récord de muertes por calor con 645 en 2023

Las muertes por altas temperaturas en el condado de Maricopa (Arizona) en 2023 batieron récord con un incremento del 52 %, con 645 fallecimientos, el 21 % de ellos de personas de origen hispano, informaron este miércoles las autoridades estadounidenses.

El Departamento de Salud del Condado Maricopa, el más grande de Arizona con 4.4 millones de personas, indicó en un nuevo reporte que el 72 % de las muertes ocurrieron en los días que se había emitido una alerta por altas temperaturas.

Los fallecimientos superan los 425 que se reportaron en 2022.

En 2023 una ola de calor sin precedentes azotó el estado de Arizona, con temperaturas de 43 grados centígrados (110 grados Fahrenheit) todos los días durante julio.

De acuerdo con el reporte, la mayoría de las personas afectadas fueron adultos mayores de 50 años, hombres y personas sin hogar.

La mayoría de las muertes, 340 fallecimientos, se registraron en el área metropolitana de Phoenix, capital del estado.

El año pasado, los hospitales en este condado reportaron un considerable aumento de personas ingresadas con signos de deshidratación y quemaduras en la piel por haberse quedado dormidos a la intemperie.

«Este trágico número de muertes nos muestra que aún tenemos mucho por hacer», dijo Rebecca Sunenshine, directora del Departamento de Salud del Condado Maricopa en un comunicado.

El departamento se prepara para enfrentar nuevamente las altas temperaturas del próximo verano y planea implementar cambios a los centros de enfriamiento como resultado de encuestas hechas entre los usuarios.

Entre ellos se establecerá un centro de llamadas bilingüe para responder a las comunicaciones sobre los recursos disponibles para enfrentar las altas temperaturas.

También establecerán señales y anuncios que indicarán en dónde se encuentran los centros de enfriamiento.

Adicionalmente, se ampliarían las horas y días de operación de los centros, de igual forma se garantizarán que haya agua para todas las personas que lo requieran.

«Las muertes por calor son un gran problema de salud en nuestra comunidad, y va a requerir un gran esfuerzo en todos los niveles para aliviar esta situación», indicó Sunenshine.