Guatemala se prepara para la investidura de Bernardo Arévalo

Este domingo, Bernardo Arévalo tomará posesión de la presidencia de Guatemala para dirigir el país por los próximos cuatro años, pero para llegar a este momento no sólo tuvo que ganar las elecciones.

Su camino desde que era un candidato al que las encuestas le daban pocas posibilidades hasta llegar al poder ha estado marcado por un atropellado avance en medio de investigaciones judiciales, órdenes de aprehensión, pedidos para que pierda su inmunidad y hasta la intención manifiesta de la fiscalía de anular las elecciones. Pese a ello, el amplio respaldo popular en las urnas y el ímpetu de las protestas indígenas y campesinas en las calles han nutrido su llegada al día de la investidura.

La alfombra ya está lista para recibir a las misiones internacionales, más de 60, que han llegado o están en camino para celebrar la inauguración del nuevo gobierno. En paralelo a los actos protocolarios de investidura, Arévalo prepara una fiesta pública con música cumbia y salsa para que la población celebre en la emblemática plaza de la Constitución, frente al Palacio Nacional de la Cultura desde donde comandará al país.