Biden dice que se reunirá con Xi en el «futuro cercano»

El presidente estadounidense, Joe Biden, dijo este jueves que se reunirá con su homólogo chino, Xi Jinping, en el «futuro cercano» y aseguró que haberlo llamado «dictador» no ha dañado la relación bilateral.

Biden hizo esos comentarios en una rueda de prensa conjunta con el primer ministro de la India, Narendra Modi, en la Casa Blanca.

Una periodista preguntó a Biden por las declaraciones que hizo este martes durante un acto de recaudación de fondos, cuando se refirió como «dictador» a su homólogo chino, en la primera vez que un líder estadounidense se refería así a Xi.

Preguntado sobre si sus comentarios han tensado las declaraciones con Pekín, Biden contestó «no» y expresó su deseo de reunirse pronto con Xi.

«Espero reunirme con el presidente Xi en algún momento en el futuro, en el futuro cercano, y no creo que (esos comentarios) hayan tenido ninguna consecuencia real», afirmó el mandatario estadounidense.

Biden consideró que la reciente visita a China del secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, fue constructiva y sirvió para mejorar la relación entre las dos naciones.

Durante su visita, Blinken se reunió con Xi, entre otros altos cargos del Gobierno chino, y expresó el deseo de Washington de mantener abiertas las líneas de comunicación con Pekín para evitar que la competencia entre las dos naciones desemboque en un conflicto de consecuencias mundiales.

China y Estados Unidos vivieron una época de grandes tensiones durante el Gobierno de Donald Trump (2017-2021), cuando ambas naciones se enzarzaron en una guerra comercial con la imposición mutua de aranceles.

Hubo, sin embargo, un acercamiento cuando Biden y Xi se reunieron en noviembre de 2022 en los márgenes del G20 en Bali.

No obstante, las relaciones volvieron a agriarse después de que el Gobierno de Biden derribara un supuesto globo «espía» chino que sobrevoló Estados Unidos a finales de enero y que cayó sobre aguas del Atlántico el 4 de febrero.

Ese incidente hizo que Blinken suspendiera un viaje que tenía previsto entonces a China; pero Washington espera que las relaciones mejoren con la reciente visita del secretario de Estado, la primera de un jefe de la diplomacia estadounidense desde 2018.