COHEP PROYECTA CRECIMIENTO ESTABLE PARA HONDURAS DURANTE ESTE AÑO

El Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP) proyecta un crecimiento estable de 3,5 % para el país este año en comparación con el año pasado.

Las proyecciones de crecimiento para Honduras varían desde el 2,9% que estima el Fondo Monetario Internacional al 3,5% que calcula la Comisión Económica para la América Latina (CEPAL).

No obstante, la CEPAL también advierte, que este ritmo de crecimiento es insuficiente para generar cambios importantes en el empleo y la riqueza nacional.

Por esa razón, el COHEP opina que la mejora del clima de inversión es crucial para fomentar la confianza y atraer inversiones tanto nacionales como extranjeras.

“Un entorno favorable no solo impulsa el crecimiento económico, sino que también fortalece la competitividad, generando oportunidades de empleo y desarrollo sostenibles a largo plazo”, dice el COHEP.

En su boletín económico mensual, el COHEP señala que la inflación el año pasado fue la más baja de los últimos tres años en Honduras, reflejando una variación interanual de 5,19% siendo menor en 4,61% con respecto al 2023.

Para el año 2023 las dos principales ciudades del país, reportaron incrementos en las inscripciones de nuevas empresas del 5% en Tegucigalpa y el 12% en San Pedro Sula, dice el reporte de los empresarios.

En el tema monetario, el COHEP reporta un saldo de reservas internacionales netas el mes pasado de 7,380 millones de dólares, que son 886.3 millones de dólares menos que el mes de enero del año pasado.

Mientras tanto las remesas familiares sumaron 383.3 millones de dólares, un aumento de 1.2 millones de dólares con respecto a enero del 2023.

El Lempira, por su parte, se depreció en 0,29% en enero pasado con respecto al mismo mes del 2023.

En cuanto a la inversión pública, en enero de este año se ejecutaron 9,192.37 millones de Lempiras, siendo el sector económico el que recibió mayor respaldo, mientras hubo una baja ejecución en salud y educación.

Finalmente, el boletín económico del COHEP anticipa un año “complejo e intenso para América Latina, enmarcado en un contexto internacional caracterizado por una gran incertidumbre y volatilidad geopolítica y económica”.