BCIE obtuvo logros de suma importancia como: colocación de un bono global y la nueva política anticorrupción

Tegucigalpa, Honduras

El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), impulso la colocación de un bono global por 1,350 millones de dólares, y la aprobación de una nueva política anticorrupción obteniendo ser unos de los logros más importantes de la institución financiera.

Cabe destacar, que hace dos meses la entidad financiera tiene una nueva dirección en Tegucigalpa ocupando el reto, y esto se le atribuye a la presidenta del BCIE, Gisela Sánchez quien expresó que son casi ocho semanas en posición de su nuevo cargo.

Sánchez informó que se ha suscrito una alianza con el Alto Comisionado de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

«En el presente año se inicia con la emisión de un bono por 1,350 millones de dólares, y esta acción es muy importante, porque permitirá tener una unidad de fondeo de al menos 2,000 millones de dólares, que es lo necesario, para operar mediante este año”, expresó Sánchez.

La profesional en materia económica dijo que esta es una señal muy positiva, y esto brinda confianza hacia la institución, tras el interés que despertó la colocación con más de 5,000 millones de dólares en intenciones de inversión.

Sánchez indicó que apoyo la solidez financiera y altas calificaciones de riesgo, y que el BCIE puede mejorar en busca del fortalecimiento cada vez más..

Agregó, que se está trabajando en tres importantes áreas como: La transparencia y control de cumplimiento con el objetivo de asegurar los recursos del BCIE, para que se utilicen de la mejor manera posible, y usar al máximo los recursos y maximizar el impacto que los proyectos generan en los países, a los que la institución financiera sirve.

“El BCIE tiene un beneficio que representa casi el 50% de los fondos que llegan a Centroamérica de la banca multilateral”, aseguró.

Finalmente, la semana anterior, la directora del BCIE aprobó su nuevo presupuesto para año 2024, que fue menor al año 2023, para generar un crecimiento del banco, lo que implicará centrarse en áreas estratégicas, para reducir al mínimo posible aquellos gastos que no son estrictamente necesarios.