4-2. Iñaki Williams regresa a tiempo y vuelve a doblegar al Barcelona

Iñaki Williams regresó de la Copa de África y lo hizo a tiempo para volver a doblegar al FC Barcelona en otro clásico copero inolvidable, un partido de tú a tú en el que el Athletic se adelantó en el primer minuto, remontó el Barça al descanso y los ‘leones’ fueron capaces de volver a voltear hasta, ya en la prórroga, el 4-2 final.

Abrió el marcador Gorka Guruzeta, remontaron Robert Lewandowski y Lamine Yamal en la primera parte, Oihan Sancet igualó de nuevo en la segunda y decidió el mayor de los Williams en prórroga tras un gran pase de Villalibre. Ya con el partido a punto de acabar, en la última jugada, el pequeño de los Williams, Nico, puso el 4-2 en una jugada iniciada por Villalibre y termina con un remate muy difícil para Iñaki Peña.

Es la tercera vez consecutiva que el Athletic elimina al Barcelona en una eliminatoria de Copa a un partido en ‘La Catedral’, la quinta semifinal seguida en cinco años que encadena en Copa el Athletic y la vigésima quinta eliminatoria directa seguida a un partido, sin que sean finales, que consigue superar el conjunto bilbaíno.

Con la sorpresa de Adur Ares e Iñaki Williams en el banquillo a pesar de su raudo regreso de la Copa de África, y un once más previsible de Xavi Hernández, el choque fue un suplicio al principio para el Barcelona. Que se vio ya por debajo en el marcador a los 36 segundos.

En ese medio minuto largo dio tiempo para que Adu Ares ganase una porfía a Balde en una banda, que entre Yamal y Koundé perdiesen un balón en la otra y que Guruzeta abriese el marcador después de que entre Yuri, Sancet y Adu Ares generasen un barullo en el área visitante en la que Christensen tuvo que bloquear un disparo de Sancet que también se colaba.

No fue la única vez que percutió el Athletic en el arranque, ya que a los cuatro minutos y medio Guruzeta volvió a rematar en el área. Aunque en esa ocasión desviado tras un centro más limpio de Adu Ares.

No pararon ahí la desgracias del conjunto azulgrana, que vio como se lesionaba Balde en un muslo, en una disputa en medio campo, y como tanto Christensen como Xavi eran amonestados. El técnico, por protestar.

Aunque el Barça, aún sin mucho arranque, ya había frenado el ímpetu de locales, muy contentos con el tanto que les daba ventaja.

Cuando parecía que no pasaba nada, porque unos estaban satisfechos y otros parecían incapaces, llegó la primera jugada con peligro del Barça que acabó en un gol de carambola de Lewandowski. Ferran salió en diagonal desde la izquierda, buscó a Pedri y el balón suelto lo despejó Yuri, en el área pequeña, sobre la bota de Lewandowski.

Acusó el golpe el Athletic, que permitió otra arrancada por el otro lado de Yamal, con Yuri descolocado y Vesga falto de contundencia en la cobertura para frenar al internacional. Con el balón controlado, el extremo hiló una de sus jugadas características en diagonal que acabó con un no menos habitual en él disparo desde la frontal.

Volvió a acercarse el Barça por medio de Lewandowski al área de Agirrezabala, aunque sin mucho filo, y llegando al descanso se volcó el Athletic en busca del 2-2.

No lo encontró porque un disparo de Nico dio en Araujo y se fue a saque de esquina y una preciosa volea de Sancet, a saque de ese córner, le salió justo hacia Iñaki Peña, que respondió firme.

No empataron los ‘leones’ al final de la primera parte, pero sí lo hicieron al inicio de la segunda parte, ya con Unai Gómez aportando energía al medio campo local.

No obstante, la igualada la fabricaron las estrellas rojiblancas que estaban en ese momento sobre el campo, Nico Williams. El extremo puso un centro primoroso y el media punta respondió con un cabezazo perfecto una vez que el balón superó a Christensen en el salto.

Como en la primera mitad, el Athletic percutió una segunda vez y además de nuevo Guru, pero su remate, a también un buen centro de Lekue, se le fue desviado.

Con San Mamés en ebullición, por fin salió al terreno de juego Iñaki Wiliams, el esperado. Los locales redoblaron esfuerzos y el mayor de la saga enganchó un centro de gol que ni Sancet, ni Nico ni Guruzeta lograron rematar.

Como tampoco aprovechó su ocasión en Barça en la oportunidad más clara. Una contra que lanzó Lewandowski sobre Yamal y el joven extremo no concretó ante la salida de Agirrezabala. El mano a mano era claro ya que nadie acompañaba al de Esplugas de Llobregat. Pero Yamal pareció hasta querer pasar.

Retomó el control el Athletic y cargó el área con los Williams. El mayor casi coge portería en un remate sin ángulo y el pequeño hubiese marcado uno de los goles del año si el balón que chutó en la frontal con efecto hubiese entrado por la escuadra como amenazó hasta que salió lamiendo la cruceta.

Cogió aire el Barça, pero lo que llegó tras unos minutos de posesión visitante, fue una contra bien llevada por Unai Gómez que Sancet no acabó bien porque se le fue un poco el control.

Algo parecido volvió a pasarle a Yamal tras cazar una mala cesión de Paredes a Agirrezabala. El internacional se deshizo del meta pero su disparo con la derecha, su pierna no natural, se le fue muy desviado.

Se fue el partido a la prórroga y Nico dio el primer aviso tras una colada de su hermano por la derecha con un disparo en el área tras regate a Koundé que Araujo mandó a córner. El segundo lo dio Herrera, también en otra acción de Iñaki, pero disparando muy desviado.

El choque se estaba volviendo un rondo del Barcelona, cuando Jauregizar robó y en el primer balón que tocó generó el 3-2. El de Bermeo tocó sobre Villalibre y el ‘Búfalo’ de Gernika encontró un pasillo entre la defensa visitante para que el servicio le llegase a Williams. Solo ante Iñaki Peña, aunque escorado, Iñaki encontró primero el palo y tras el rechace la red.

Y ya en el descuento de la segunda mitad de la prórroga, entre la apoteosis de San Mamés, Nico selló el 4-2 final rematando a la red una buena contra montada por Asier Villalibre y continuada por Sancet. El media punta navarro, por cierto, completó un partido excepcional y fue el mejor jugador del partido.