Centroamérica en emergencia por las lluvias de la tormenta Pilar

Centroamérica

La tormenta tropical Pilar causaba este martes fuertes lluvias en Centroamérica en su lento desplazamiento desde el Pacífico, mientras los servicios meteorológicos vigilaban la formación de otro ciclón tropical en el Caribe.

Con vientos de 85 km por hora, Pilar se encontraba en la tarde a unos 230 km de la costa salvadoreña y mantenía un lento avance al noreste de 6 km por hora, precisó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos.

“La tormenta aún se desplaza hacia nosotros, [pero] hay un frente frío que no está permitiendo que llegue a territorio”, declaró el ministro salvadoreño de Medio Ambiente, Fernando López.

En el puerto de La Libertad, 35 km al sur de San Salvador, los pescadores artesanales paralizaron sus labores, mientras los cuerpos de socorro se mantenían vigilantes.

“Hemos tenido mareas vivas lo que ha incrementado bastante el oleaje”, declaró a la AFP Gerardo Ramírez, un miembro de Protección Civil que monitorea el mar.

El fenómeno que mantiene en zozobra a Centroamérica llega cuando se cumplen 25 años del huracán Mitch, que dejó unos 9.000 muertos y millonarias pérdidas a la economía de los países de la región.

Desde el domingo Pilar ha provocado lluvias con “intensidades variables” en la mayor parte del territorio salvadoreño, que se encuentra bajo un “Estado de emergencia” y con alerta roja.

El ministro López aclaró que las lluvias se mantendrán en El Salvador, por lo que alertó sobre el “riesgo” de deslizamientos de tierra que pueden obstruir carreteras, y se teme que “se desborden ríos y puedan provocar inundaciones”.

Debido al frente frío y según las proyecciones del NHC, el miércoles “la tormenta va a empezar a alejarse” de la costa centroamericana hacia el Pacífico, dijo López.

Con 6,6 millones de habitantes, El Salvador es vulnerable a deslizamientos de tierra, deslaves e inundaciones en el 87% del territorio de 20.742 km2, según organismos de la ONU.

– Aguaceros en países vecinos –

En Guatemala, la Coordinadora para la Reducción de Desastres (Conred, protección civil) reportó que debido a las intensas lluvias tres pequeñas comunidades de la capital se inundaron, con el saldo de unas 450 personas afectadas.

Las autoridades guatemaltecas advirtieron que la mayor acumulación de lluvia podría presentarse en su costa del Pacífico y el altiplano central.

Nicaragua mantiene la alerta amarilla y la “vigilancia permanente” sobre Pilar, que ha provocado lluvias constantes en las zonas costeras e intermitentes en otras áreas, indicó el director del Sistema Nacional de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), Guillermo González.

La vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, indicó que, según las proyecciones, en la noche Pilar estará cerca de las costas del puerto nicaragüense de Corinto.

“Hasta hoy damos gracias a Dios porque no hemos tenido mayores percances”, añadió.

Marcio Baca, director de meteorología del Instituto de Estudios Territoriales nicaragüense (Ineter), dijo que el lunes se registraron lluvias por encima de los 100 milímetros de agua y en algunas áreas hubo caída de hasta de 120 milímetros.

En Tegucigalpa, la capital hondureña, las lluvias convirtieron las calles y bulevares en verdaderos ríos al saturar desagües y dejaron vehículos flotando en algunas zonas de la cuidad.

– Posible nuevo ciclón –

El Centro Nacional de Huracanes y los servicios meteorológicos centroamericanos monitorean en el Caribe oriental la eventual formación de un nuevo ciclón tropical.

Se prevé que este fenómeno que se encuentra en las costas de Puerto Rico se mueva al oeste en los próximos días, acercándose a Centroamérica.

“La probabilidad de formación [de un nuevo ciclón] en 48 horas [es] baja, 20 por ciento. La probabilidad de formación durante siete días [es] mediana, 60 por ciento”, según el último reporte del NHC.

“Independientemente del desarrollo, este sistema tiene el potencial de producir lluvias fuertes sobre sectores de América Central hacia el final de la semana”, advirtió el NHC.

La Fuerza Naval de Nicaragua emitió un aviso a las embarcaciones pesqueras en el Caribe ante este fenómeno meteorológico que podría convertirse en depresión tropical en los próximos días.

En ese sentido, la Naval pidió a las embarcaciones que faenan en el Caribe “tomar todas las medidas de seguridad y de ser necesario trasladarse a puerto seguro”, y a las embarcaciones lacustres y fluviales a ser precavidos porque los ríos y lagunas aumentarán su caudal. AFP